EL PAÍS

50 años después, 50 ideas para mejorar la convivencia en Chile

Bernardo Larraín

|
Compartir

Lo público –ese espacio donde concurren políticos, intelectuales, académicos y líderes de los más diversos mundos y causas para procesar los asuntos comunes– tiene un quiebre más profundo que el que experimentan los ciudadanos en su cotidianidad. Estos lo observan con frustración y rabia porque es un quiebre que se traduce en una gran incapacidad para acordar las reformas que Chile demanda. No debe extrañar, entonces, que con su voto muevan el péndulo de un extremo al otro esperando una respuesta distinta, la que, sin embargo, siguen sin encontrar. Corremos el riesgo que los ciudadanos se lleven el péndulo afuera de la cancha de la democracia representativa. Por lo tanto, sugiero que dejemos de jugar al borde de la cornisa o que cada sector deje de esperar que los suyos estén en el Gobierno para desde ahí hacer las reformas, y nos aboquemos ahora a acordar los primeros peldaños de esos próximos 50 años, los que están al frente de nuestras narices: la nueva Constitución, un pacto por el desarrollo (que incluye pero trasciende el fiscal) y uno por la seguridad. Parece ingenuo o poco ambicioso plantearlos como ideas para mejorar la convivencia en Chile mirando los próximos 50 años. Pero son habilitantes fundamentales.

Contenidos relacionados

Entrevistas

Panel en Radio USACH: Elecciones primarias, voto obligatorio y corrupción en gobiernos locales

Entrevistas

Ley Lafkenche: Salmoneros retoman estado de alerta por cinco solicitudes de espacios costeros

Entrevistas

Elisa Cabezón en Radio Agricultura: Cuenta Pública 2024

Entrevistas

Desempleo: “Todavía estamos en una situación crítica”

Entrevistas

Cuenta Pública 2024: ¿Qué esperar?