EL MOSTRADOR

Empresa Nacional del Litio:

el incierto futuro de uno de los proyectos estrella del Gobierno

|
Compartir

Mientras algunos argumentan que, tras el acuerdo entre Codelco y SQM, la Empresa Nacional del Litio “está muerta”, otros, desde el oficialismo, afirman que sigue viva y en curso, por lo cual no hay nada muy claro sobre el futuro de la estrategia.

La noche del 20 de abril de 2023, en cadena nacional, el Presidente Gabriel Boric anunció la Estrategia Nacional del Litio, una hoja de ruta que establece los pasos que tomará el Estado de Chile para asumir un rol protagónico en la explotación del mineral no metálico. Uno de esos pasos es la creación de la Empresa Nacional del Litio.

Según señaló el Mandatario, para desarrollar y poner en marcha esta Empresa Nacional –cuyo proyecto de ley está sujeto a la aprobación del Congreso Nacional–, se hará necesario incorporar capital, tecnología, sostenibilidad y agregación de valor, siempre en armonía con las comunidades (punto que también ha generado controversia).

Para tal propósito, de acuerdo con los objetivos de La Moneda, el desarrollo de la industria será liderado por el Estado, a través de un rol inicial encabezado por la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) y la Empresa Nacional de Minería (Enami), y que también involucrará al sector privado. Hito clave en ello fue el acuerdo suscrito por Codelco y SQM para una asociación público-privada para el desarrollo del litio en el salar de Atacama, que comenzará su operación en enero de 2025.

Por su parte, Enami –que pasa por una compleja situación financiera– se encuentra definiendo la arquitectura del negocio y la búsqueda de un socio para poner en marcha su proyecto Salares Altoandinos.

De la empresa estatal, no hay señales, por ahora.

“Se puede demorar mucho tiempo”

Con las iniciativas encabezadas por Codelco y Enami como telón de fondo, voces académicas y parlamentarias de oposición dicen que, por llegar tarde, la Empresa Nacional del Litio ya no es viable y que incluso “está muerta”, mientras fuentes del oficialismo señalan que el proyecto sigue vivo y que lo anterior son puras especulaciones.

El profesor Gustavo Lagos Cruz-Coke es un pionero en el campo del litio. En 1986 escribió el libro El litio, un nuevo recurso para Chile y en la década de los 90 buscó financiamiento para innovar en baterías para autobuses eléctricos. El año pasado presentó su propuesta sobre el mineral ante la Comisión de Minería del Senado, la cual coincidió en varios puntos con la Estrategia Nacional del Litio del Presidente Gabriel Boric.

Sin embargo, hoy, el académico de la Universidad Católica y doctor en Electroquímica por la Universidad de Leeds da por sepultada una parte de la iniciativa del Ejecutivo. A su juicio, luego del acuerdo suscrito entre Codelco y SQM, más la participación de Enami en otras empresas, se echa por tierra la conformación de la postergada Empresa Nacional del Litio.

“Se puede demorar mucho tiempo, no tiene acuerdo en el Parlamento y no cumple ninguna función”, dijo el profesor Gustavo Lagos en conversación con El Mostrador.

El académico da tres razones al respecto: “El acuerdo de SQM-Codelco, más el emprendimiento de Codelco en el salar de Maricunga, más la participación de Enami en otras empresas, deja totalmente sepultado el rol que podría tener una Empresa Nacional del Litio”.

A su juicio, a estas alturas no se justifica, aunque indica que “si no funciona la Enami, habría que buscarle un sustituto”, si bien no ve motivos para que la estatal no opere debidamente. “Enami puede tener un déficit enorme, pero el Estado tiene que resolver eso, no puede terminar con la Enami”, declaró.

El profesor Lagos también se refirió a la postura que han manifestado comunidades como el Consejo de Pueblos Atacameños, que se han opuesto al acuerdo entre Codelco y SQM. Esto, para el académico, tiene que resolverse, y sostuvo que es tarea de ambas empresas llegar a un acuerdo con los consejos de pueblos indígenas. “Es un deber, y están las condiciones para que se hagan cargo”, afirmó.

Especulaciones

La postura del académico Gustavo Lagos es compartida por el senador de Renovación Nacional (RN) Rafael Prohens, integrante de la Comisión de Minería, para quien sin la alianza público-privada entre Codelco y SQM “la Política Nacional de Litio jamás se hubiese echado a correr”. En ese sentido, teniendo en cuenta que Codelco va a controlar Maricunga y el salar de Atacama, el senador Prohens aseguró que “la Empresa Nacional de Litio hoy día no es viable, está muerta”.

Por el contrario, el senador del Partido Socialista (PS) Juan Luis Castro, también miembro de la Comisión de Minería y próximo presidente de ella a partir de marzo, dijo que si bien hay “voces soterradas” que hablan de que no habría necesidad de tener una Empresa Nacional del Litio, dado el acuerdo SQM-Codelco, “la verdad es que todo eso es una especulación, porque hay un compromiso del Presidente de la República de enviar al Congreso la Empresa Nacional del Litio, que es parte del corazón de su campaña presidencial y de la soberanía del país sobre el litio”.

Y añadió: “No he escuchado ninguna voz formal y oficial que diga lo contrario. Por lo tanto, yo espero el compromiso cumplido del Presidente de la República de enviar el proyecto de ley, ya hecho el acuerdo SQM-Codelco, pero ahora con el gran componente institucional que va a ser la Empresa Nacional del Litio, que dé soberanía, regulación y control a este mineral no metálico, del cual Chile tiene el patrimonio más grande del mundo en el salar de Atacama, que ahora tiene un acuerdo de cooperación público-privada”.

“Sigue en curso”

Desde el Ministerio de Minería liderado por Aurora Williams, en tanto, sostuvieron que la Empresa Nacional del Litio es parte de uno de los hitos de acción de la estrategia del Gobierno del Presidente Boric. Por lo tanto, “su desarrollo continúa su curso en congruencia con los nuevos énfasis que, a la fecha, han ido redefiniéndose con la implementación de la Estrategia en cuanto al avance de los diálogos participativos y la presencia del Estado en el desarrollo productivo y agregación de valor a la industria”.

Fuentes cercanas al proyecto afirman que, efectivamente, la iniciativa todavía es viable, pero llegaría más bien a cumplir un rol menor, vale decir, una suerte de “hermano menor” tanto de Codelco como de Enami.

Por su parte, la diputada y presidenta de la Comisión de Minería de la Cámara Baja, Yovana Ahumada (exmilitante del PDG), expresó sus inquietudes respecto a la propuesta de establecer una Empresa Nacional del Litio. La parlamentaria destacó su deseo de evitar que esta nueva entidad siga los pasos de otras empresas estatales como Codelco, Enap y Enami, principalmente en lo que respecta a la administración y la gobernanza. Vale decir, que no cumpla “un rol político”, sino más bien técnico. “No queremos tener una Empresa Nacional del Litio bajo ese mismo criterio”, señaló.

“Creo que hoy día quedan todas las aristas abiertas y obviamente caben las dudas, porque abrir una nueva Empresa Nacional del Litio significa todo un aparataje, tanto político como de profesionales y de recursos”, mencionó la legisladora por la Región de Antofagasta, adelantando que la discusión en la Comisión de Minería y Energía de la Cámara continuará.

Cabe mencionar que el empresariado tampoco apuesta por la Empresa Nacional del Litio. El vicepresidente de Colbún, presidente del centro de estudios Pivotes y exlíder de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte, dijo que “no es el mejor camino”. En una reciente entrevista con Ex-Ante, manifestó que “el camino que parece más razonable y que están siguiendo nuestros principales países competidores es abrir la cancha para que sean muchas empresas chilenas, extranjeras, públicas o privadas, las que compitan en igualdad de condiciones”.

“Lo único que hace el camino de la empresa nacional del litio es postergar oportunidades de desarrollo”, sentenció Larraín Matte.

Por su parte, el presidente de Codelco, Máximo Pacheco, ha señalado que la responsabilidad recae en el Congreso y el Ejecutivo, y que lo que se ha planteado es que la Empresa Nacional del Litio “tenga una responsabilidad muy central en lo que es el desarrollo de la matriz productiva, el desarrollo de nuevas tecnologías y los nuevos negocios relacionados al litio”. “Parece claro que el modelo considera que la operación y exploración sería más bien a través de esta empresa público-privada”, precisó a El País el titular de la cuprífera estatal y exministro de Energía del segundo Gobierno de Michelle Bachelet.

El proyecto de la Empresa Nacional del Litio, que debería haber sido presentado al Congreso a fines de 2023, sigue en compás de espera, al igual que otros aspectos clave de la Estrategia Nacional del Litio, como la creación de la Red de Salares Protegidos, la modernización del marco institucional y la creación del Instituto Tecnológico y de Investigación Público de Litio y Salares. Este retraso en la comunicación de avances contrasta con la rapidez con la que se difundió la firma del memorándum con la cuestionada empresa SQM, generando incertidumbre en torno al rumbo que tomará el país en materia de litio al iniciar el año 2024.

Contenidos relacionados

Comisión de Minería de la Cámara de Diputadas y Diputados

Artículos

Pivotes en la Comisión de Minería de la Cámara de Diputadas y Diputados

Salar de litio en el norte de Chile

Artículos

Diputados quieren liberar el litio: Comisión aprueba idea de legislar y se desmarca del Gobierno

Artículos

Estudio revela que más de ocho mil tarapaqueños están pagando el CAE

Artículos

Exsenadora Carolina Goic: “Uno nunca se va de la política, uno lo hace desde otro espacio”

Artículos

España, Portugal e Israel le dejaron lecciones a Chile en pos de reducir la burocracia y alentar la inversión