EL MERCURIO

Lo que viene, más detalles

Por: Bernardo Larraín

| |
Compartir

Señor Director:

En el debate público se puede participar levantando especulaciones o fantasmas en torno a los planteamientos de otros, o analizando sus méritos, deméritos, viabilidades o inviabilidades. Confiando que los lectores se guían más por esta segunda mirada, comparto las que podrían ser las primeras iniciativas legislativas para enfrentar las crisis que destaqué en mi columna del viernes:

1. Para enfrentar la disfuncionalidad del sistema político, establecer el requisito de 5% de resultado electoral para que partidos políticos tengan representación parlamentaria.

2. Para abordar la creciente captura del Estado, diferenciar cargos de Alta Dirección Pública (ADP), cargos de confianza y cargos permanentes; y fortalecer los cargos de segundo nivel jerárquico para separarlos del ciclo político.

3. Para enfrentar el deterioro en la calidad de las políticas públicas, crear una agencia autónoma y técnica que las evalúe sistemáticamente y proponga las adecuaciones correspondientes; y una oficina de finanzas públicas e impacto regulatorio en el Congreso.

4. Para reactivar la estancada economía, reformar el SEIA y los permisos sectoriales.

5. Para revertir las brechas de aprendizaje, incorporar a la educación como un servicio esencial que no puede paralizar; y evaluar la implementación para reformular los servicios locales de educación pública.

6. Para combatir la informalidad laboral, reemplazar gradualmente la indemnización por años de servicio (el principal costo de contratación para pymes y emprendedores) por un seguro de cesantía fortalecido.

Cabe mencionar que los planteamientos 2, 3 y 4 están incluidos en el pacto por el crecimiento, el progreso social y la responsabilidad fiscal dado a conocer por el ministro Marcel.

Es innegable que la inseguridad, la salud, las pensiones y la vivienda son las crisis más urgentes. Pero abordarlas no debe impedir que también pongamos el foco en otros desafíos que son habilitantes de las soluciones para enfrentar las urgencias ciudadanas. Si el sistema político puede o no caminar y mascar chicle en este nuevo ciclo, está por verse. Lo que no debe estar por verse es el involucramiento activo de la sociedad civil para desafiar al sistema político y asumir que frente a estas crisis no caben respuestas simples o mágicas.

Contenidos relacionados

Cartas al director

Diario Financiero

Absurdos de la Ley Lafkenche

Cartas al director

La Segunda

Empleo formal

Cartas al director

El Llanquihue

Consecuencias de la Ley Lafkenche en Los Lagos

Cartas al director

Diario Financiero

BYD a contrapelo

Cartas al director

EL PINGÜINO

Impacto de la Ley Lafkenche en la región